Limpieza de graffitis sostenible - ecológica y CO2-neutral

La machina Tornado ACS de limpieza patentada elimina graffitis de muchas superficies diferentes como por ejemplo del ladrillo, yeso, hormigón, azulejos y de pintura sobre paredes.

Nuestro equipo de limpieza de tecnología ecológica es la alternativa ideal a limpiadoras a presión o a máquinas de chorro de hielo seco. Su operación mínimamente abrasiva protege la superficie de ser dañada y el circuito cerrado hace que no sea necesario llevar ropa de protección al limpiar graffitis.

La técnica de chorreado por succión permite una eliminación rápida de graffiti que es ecológica y 100% CO2-neutral por utilizar materia prima renovable como lo son las cáscaras de nuez. La unidad de limpieza está montada y lista para ser usada en pocos minutos. No es necesaria la costosa eliminación de desechos de materiales de limpieza, ya que el sistema opera sin alta presión, agua o químicos. 
Quiere decir que la pintura de grafitis se despega a trozos en vez de disolverse y así se puede tirar a la basura doméstica. La pintura de la pared sólo se rompe y no se disuelve, por lo que la retirada y el granulado restante no son residuos peligrosos y pueden eliminarse normalmente en la basura doméstica.

Preguntas sobre la limpieza de graffiti

¿Por qué quitar graffiti con chorreado al vacío?

Para maneras para eliminar graffiti. Existe el chorreado en agua, chorro de hielo seco, chorro de arena, láser y chorreado al vacío como también el chorreado por succión al vacío. Los primeros tres métodos llevan tiempo siendo usados, pero ya no son adaptables y practicables en nuestros tiempos. Estos procesos de limpieza necesitan un proceso de deshecho especial por sus contaminantes y estos métodos de deshecho se han vuelto muy caros. El uso del método ecológico de chorreado al vacío protege nuestro medio ambiente de polución al ser sostenible y CO2-neutral y evitando el problema de deshecho. 

¿Hace falta ropa protectora al quitar graffiti?

Para usar el sistema de limpieza Tornado ACS no hace falta llevar ropa protectora. Por el ciclo cerrado de la máquina y el vacío permanente partículas y suciedad no son capaces de escapar al exterior. El momento en el que separas la campana de la superficie el ciclo es interrumpido y deja de funcionar el chorreado. Por eso el riego de hacerse daño es igual a cero. Aún que metas la mano bajo el chorro no te va a pasar absolutamente nada. Incluso se puede quitar el esmalte de unas de los dedos. Esto suele ser una demostración muy popular en las ferias.

¿Cuánta superficie se puede cubrir con el chorro al vacío? 

Con el método de chorreado al vacío puedes llegar a cubrir 3 - 5 m² por hora. Si hubiera varias capas de graffiti a eliminar naturalmente tratara más la limpieza. Montar y desmontar la máquina en cambio solo tarda 5 minutos. Para la limpieza de graffitis pequeños esto es ideal. Además, este método es la alternativa perfecta al chorro a presión y el chorro de hielo seco. Al tener un circuito cerrado nada se escapa al exterior que pueda contaminar el medio ambiente, al contrario con los otros dos métodos. 

¿Es posible quitar graffiti en interiores?

La Tornado ACS se puede utilizar generalmente en todo tipo de interior. Al tener un circuito cerrado ningunas partículas ni suciedades pueden escaparse al exterior. Y con 75 dB la máquina no hace más ruido que una aspiradora potente de manera que está adaptada a ser utilizada en el interior. De esta manera se limpian los baños y los suelos de los hoteles. En pocas horas el trabajo esta hecho y el baño parce nuevo.

Eliminación de grafitis de forma ecológica y suave de las superficies ...

Método de limpieza de grafitis

La variante con removedor de grafitis disponible en el mercado

En las tiendas especializadas se pueden encontrar productos especiales para eliminar los grafitis. Puedes utilizarlos tú mismo. El eliminador de grafitis se aplica a las pintadas. Al cabo de cierto tiempo, la pintura se hincha y puede eliminarse con un pincel o una esponja. Todo el proceso suele ser adecuado sólo para grafitis muy pequeños. Sin embargo, es problemático que en un último paso haya que lavar la pintura. Sin embargo, como tanto la pintura de los grafitis como el removedor son soluciones químicas, los residuos pueden llegar fácilmente a las aguas subterráneas. Por lo tanto, el agua con los residuos químicos debe recogerse y eliminarse por separado. Por ello, a la hora de elegir un producto, hay que comprobar si existen agentes biodegradables. Como las soluciones suelen ser bastante agresivas, el proceso puede causar rápidamente daños en el subsuelo si se maneja de forma incorrecta. No es raro que también se desprenda la pintura que hay debajo del grafiti. A continuación, hay que volver a pintar las pintadas. Este método no debe utilizarse en superficies sensibles.

La variante de agua caliente a alta presión con productos químicos

La variante de agua caliente a alta presión funciona exactamente igual que el método manual con un agente químico para la eliminación de grafitis. La solución o pasta se aplica primero a la obra de arte no deseada y luego se elimina con un chorro de alta presión. El chorro de alta presión tiene una presión de unos 120 bares. La temperatura del agua es de unos 70 grados. La ventaja del método es la minuciosidad con la que el propio grafito es expulsado de los poros. Sin embargo, el método no puede calificarse en absoluto de suave. Por un lado, se puede dañar el sustrato y, por otro, el medio ambiente se contamina considerablemente con esta técnica. Esto se refiere tanto a las sustancias que pueden penetrar en las aguas subterráneas como al enorme consumo de agua que es necesario en este proceso. Por ello, según la legislación vigente, siempre es necesaria una costosa recogida de las aguas contaminadas, lo que encarece considerablemente el proceso.

Si el proceso se utiliza de forma incorrecta, por ejemplo en una fachada de clinker, las sales de las piedras empapadas pueden llegar a la superficie y se pueden formar depósitos blancos. Una vez causada esta afección, pueden pasar hasta cuatro años hasta que las sales se asienten de nuevo y se pueda realizar una limpieza profesional.

El proceso de chorreado en húmedo a baja presión

Con el método de chorreado en húmedo a baja presión, se aplica una mezcla de aire y agua y posiblemente un agente de chorreado sobre el grafiti. Dependiendo de la superficie y del tipo de grafiti, se ajusta la presión. Por regla general, está entre 0,2 y 4 bares. El abrasivo varía en dureza y tamaño de grano según la superficie. El grafiti debe ser chorreado desde varios ángulos para lograr resultados óptimos. El inconveniente de este método es que los componentes del yeso quedan al descubierto. Además, los residuos de las pinturas en spray pueden haber penetrado profundamente en los poros, donde no pueden ser eliminados por este método. A menudo, aparecen sombras bien definidas en las paredes y las fachadas.

El proceso de chorreado al vacío

El proceso de chorreado al vacío funciona exclusivamente con presión negativa. Al igual que en el caso del chorro de arena, aquí se utilizan diferentes medios de chorreado. Sin embargo, el proceso difiere considerablemente del chorreado a presión. El vacío succiona el abrasivo del contenedor de almacenamiento. En la lanza de chorro, el granulado se acelera a unos 400 km/h y golpea el grafiti que hay que eliminar. La pintura se desprende por el impacto del granulado. La ventaja de este método es que se trata de un circuito cerrado, ya que el abrasivo es automáticamente aspirado de vuelta al contenedor a través de una manguera mediante presión negativa. La suciedad y las partículas de pintura se filtran en un ciclón. El granulado vuelve a entrar en el circuito. La técnica de limpieza es fácil de manejar, por lo que también puede ser utilizada por personas no profesionales. El chorreado al vacío también se denomina proceso mínimamente abrasivo. Esto hace que sea muy adecuado para superficies muy sensibles. El método de chorreado al vacío no puede utilizarse en paredes y fachadas húmedas.

El proceso del rayo láser

También se puede utilizar una tecnología especial de rayos láser para eliminar los grafitis. El láser se pulsa en una pequeña fracción de segundo. El haz de luz incide en la mancha de pintura y hace que ésta estalle en pequeñas partículas. La superficie no se daña, por lo que incluso las fachadas sensibles pueden ser consideradas para este método. Otra ventaja es que es respetuoso con el medio ambiente. No se utilizan productos químicos tóxicos y no se consume agua. La desventaja de la técnica del rayo láser es que es más adecuada para las letras más pequeñas, como las llamadas "etiquetas". Las imágenes más grandes requerirían una enorme cantidad de tiempo y dinero. Los costes de adquisición de la tecnología láser también son muy elevados.

Limpieza criogénica

La limpieza criogénica utiliza exclusivamente hielo seco para la eliminación de grafitis, que se proyecta sobre la superficie a tratar a una baja presión de 0,5 a 16,0 bares. Las pintadas se desprenden principalmente por el choque de frío, ya que el hielo seco tiene una temperatura de unos 80 grados bajo cero. El hielo seco es CO2. Sin embargo, si ahora se cree que el medio ambiente se ve perjudicado por las emisiones adicionales de CO2, esto es una falacia. Porque no es más que un subproducto de la industria que se recicla, por así decirlo. Otra ventaja es que no se utilizan productos químicos nocivos ni agua. A diferencia de los métodos abrasivos o que utilizan alta presión, el hielo seco no es tan agresivo y, por tanto, también se utiliza para superficies sensibles. Sin embargo, todavía es posible que se produzcan daños en la fachada. Por supuesto, las superficies menos sensibles, como el yeso, el hormigón, los ladrillos o el clinker, también pueden liberarse de las pintadas con este método. Los costes de almacenamiento del hielo seco son bastante elevados. Sobre todo, el hielo seco debe almacenarse a -80 grados. Esto sólo funciona durante un corto periodo de tiempo.

Comparación de las ventajas e inconvenientes de los métodos

En cualquier caso, las pintadas deben eliminarse con relativa rapidez, ya que una primera pintada anima a los imitadores a hacer más. Además, la pintura penetra en capas cada vez más profundas con el tiempo, lo que dificulta la eliminación de los grafitis. Especialmente en el lado sur, la pintura se quema rápidamente por el sol. Existen numerosos métodos para eliminar los grafitis. Sin embargo, dependiendo de la superficie, no todos los métodos son adecuados. Las aplicaciones basadas en el chorreado abrasivo y el chorreado a presión pueden causar rápidamente más daños a la pared o a la fachada de los que uno desearía. Las consecuencias son costosos retratamientos.

Los trabajos en los grafitis que usted mismo realiza también pueden causar efectos secundarios indeseables, como daños en la fachada. Esto eleva los costes innecesariamente. Si piensas en el medio ambiente, debes evitar en lo posible el uso de productos químicos, agua y alta presión.

Por supuesto, no sólo influyen la protección del sustrato y la sostenibilidad de la técnica de eliminación de grafitis, sino que el resultado también debe ser el adecuado. No todos los métodos consiguen eliminar las pintadas de los poros. Si la presión es demasiado baja, por ejemplo, el método de chorro húmedo no podrá eliminar los últimos restos de pintura. Todos los métodos de limpieza a presión, incluso con hielo seco, no son muy respetuosos con el medio ambiente, ya que todo lo que se elimina vuela por ahí y se queda en el suelo. Los costes de eliminación se han disparado.

Los procesos como el chorreado al vacío no sólo son respetuosos con el medio ambiente debido al ciclo cerrado, sino que también son muy fáciles de utilizar. No son necesarias medidas de protección especiales.

Si se tienen en cuenta estas consideraciones, sólo se puede considerar el chorreado al vacío para la eliminación profesional y adecuada de los grafitis. En cuanto a los resultados del tratamiento, el respeto al medio ambiente y la protección del sustrato, este método obtiene la mejor puntuación. No se contamina el medio ambiente con productos químicos y no se daña el sustrato. Incluso los materiales sensibles pueden tratarse con el chorreado al vacío.

Limpieza de fachada histórica de ladrillo 

Una fachada de ladrillo de un monumento histórico en Berlin Charlottenburg estaba manchada con graffiti. La autoridad del distrito responsable autorizó la limpieza del graffiti con limitaciones. El chorreado de arena y la utilización de químicos fueron descartados. La limpieza del graffiti fue realizada con la máquina ecológica de chorreado por succión de systeco. El resultado habla por sí mismo. 


Eliminación profesional de graffitis

Sin una eliminación profesional de graffitis en fachadas y muros, seguramente hoy no reconoceríamos nuestras ciudades. Para poder hacer frente a este problema se ha hecho mucho no solamente en el campo legal, sino también en el de las tecnologías de limpieza. 

Eficiencia y respeto al medio ambiente son dos de las características más importantes que hay que tener en cuenta en este segmento. La técnica de limpieza Tornado ACS ofrece esos dos aspectos en un mismo aparato.

Gracias al patentado sistema de chorreado por succión con la máquina de limpieza Tornado ACS se eliminan graffitis sobre fachadas sin dejar ningún rastro y sin contaminar el medio ambiente. El manejo fácil del aparato hace que la limpieza profesional de graffitis sea un trabajo simple, el cual puede ser realizado por personas sin conocimientos especiales.